Valeria Fernandez Pello

 

Sentencias Arbitrarias por Incongruencia

Defecto en la consideración de extremos conducentes.

 

 

Seminario de Derecho Constitucional

Universidad del Salvador

Año 1999

 

 

 

 


Indice

Introducción

Primera Parte

1. ¿Que es la sentencia arbitraria?

2. Pautas empleadas por la Corte Suprema

3. Caracteres de la arbitrariedad

4. ¿Cual es el fundamento de la doctrina?

5. Causales de arbitrariedad según Genaro Carrio

Segunda Parte

6. ¿Que es la sentencia incongruente?

7. Vicio específico

8. Primer caso de sentencia arbitraria por defecto en la consideración de extremos conducentes

Tercera Parte

Conclusiones

Bibliografía consultada

 

 

 

 

 

 


 

 

Introducción.

La finalidad de este trabajo es ver que entiende la Corte y la doctrina nacional, por sentencia arbitraria, susceptible de recurso extraordinario; y dentro de ésta que es la sentencia arbitraria por incongruencia (defecto en la consideración de extremos conducentes).

La primer parte trata de dilucidar que es la sentencia arbitraria, segun el Alto Tribunal y según la doctrina especializada. Asimismo, incluye la clasificación de las sentencias arbitrarias.

La segunda parte se refiere a las sentencias que tienen el vicio de la incongruencia, y dentro de este tipo las que importan un defecto en la consideración de extremos conducentes. Se verá en que consiste el vicio, como lo trata la Corte, cual es el primer caso donde expresamente se hace referencia a él.

La tercera y última parte es un análisis de los fallos de la Corte durante los años 1954-1990. Comprende la evolución en la aplicación de la doctrina, la comparación según el tipo de gobierno y que diferencia existe entre los gobiernos democraticos y los de facto.

Primera Parte.

  1. ¿Qué es la sentencia arbitraria?. Ambito normal y excepcional de actuación del recurso extraordinario.

Para entender que el una sentencia arbitraria es necesario saber que es la "arbitrariedad". Según Legaz y Lacambra: "La arbitrariedad es la negación del derecho como legalidad, en tanto que legalidad y cometida por el propio custodio de la misma, es decir por el propio poder publico". Este autor entiende que se trata de una conducta antijurídica de los órganos del Estado(Legaz y Lacambra, Luis. Filosofia del Derecho, 5° edición, Barcelona, Editorial Bosch, 1979, pag. 630.)

Por lo tanto al hablar de la doctrina de la sentencia arbitraria existe una confluencia de reglas constitucionales de derecho positivo y pautas axiológicas de justicia y equidad.

De acuerdo a los mas altos exponentes de nuestro derecho constitucional, el ámbito normal de actuación del recurso extraordinario es el articulo 14 de la ley 48,en sus tres incisos. En virtud de este articulo, el recurso solo opera ante la presencia de una cuestión federal.

Pero además de aquel ámbito normal, la jurisprudencia de la Corte Suprema ha elaborado un ámbito excepcional que es el de las sentencias arbitrarias.

"La sentencia arbitraria origina cuestión federal que habilita la intervención del Alto Tribunal." La cuestión federal, en su consecuencia, surge de la sentencia arbitraria, aunque lo decidido en esa sentencia trate de temas de derecho, "no federal". Las normas de derecho común son irrevisables por la vía del recurso extraordinario, salvo los supuestos de arbitrariedad.

Ahora bien, que es la sentencia arbitraria para nuestros autores:

  1. Juan Francisco Linares dice que "la sentencia arbitraria es aquella que excede del limite de posibilidad interpretativa que el ordenamiento deja al arbitrio del juez".
  2. Esteban Imaz la define como "aquella que adolece de un error inexcusable".
  3. Bartolomé Fiorini expresa que "el magistrado que dicta una sentencia arbitraria, se ha puesto al margen de su constitucional forma de actuar".
  4. Luis M. Boffi Boggero entiende que "la arbitrariedad nace del incumplimiento de un mínimo de requisitos jurídicos".

Casares, Reimundín y Canasi sostienen que "la arbitrariedad comporta violación de la esencia del orden constitucional" (Bianchi, Alberto, El recurso extraordinario por sentencia arbitraria, ED. 99-835. )

En cuanto al origen de la doctrina de la sentencia arbitraria es con el caso Rey c/ Rocha del año 1909. Este caso es una sentencia arbitraria de construcción evasiva es decir la que interpreta arbitrariamente el derecho común nacional para adaptarlo a normas locales. Aquí, la Corte no revoco el fallo, por estimar improcedente el recurso extraordinario, dijo de todos modos que "el requisito constitucional de que nadie puede ser privado de su propiedad, sino en virtud de sentencia fundada en ley, da lugar a lugar a recursos ante esta Corte en los casos extraordinarios de sentencias arbitrarias, desprovistas de todo apoyo legal, fundadas tan solo en la voluntad de los jueces".

Conforme con el caso, la sentencia arbitraria era la que no contaba con sustento normativo alguno, estando basada en la mera voluntad del juzgador; pero los supuestos de simple interpretación defectuosa de las leyes, no constituían casos de arbitrariedad.

A partir de 1955, el nuevo Tribunal adoptó una actitud más abierta hacia la procedencia del recurso extraordinario por sentencia arbitraria, que no disminuyo con los cambios que se produjeron en 1958, 1966, 1976 o 1983. Es llamativo el hecho de que con tantos cambios dentro de la Corte, en virtud de los cambios de gobierno, esta doctrina se haya desarrollado coherentemente.

2. Pautas generales empleadas por la Corte Suprema para la procedencia del recurso extraordinario por sentencias arbitrarias:

  1. Apartamiento inequívoco de la solución normativa prevista para el caso.
  2. Decisiva carencia de fundamentación.
  3. Fallos que menoscaban la garantia de defensa en juicio o la regla del debido proceso o frustran el derecho federal.
  4. Fallos que se dictan sobre la base de la mera voluntad de los jueces.
  5. Fallos que importan violacion de la esencia del orden constitucional, cuyo primer enunciado es afianzar la justicia.
  6. Fallos que no significan una derivacion razonada del derecho vigente, con aplicacion a las circunstancias comprobadas de la causa.
  7. Sentencias que exceden los limites propios de la razonabilidad.
  8. Fallos que padecen de omisiones y desarciertos de gravedad extrema, que los invalida como actos juridicos o de groseros errores juridicos.
  9. Sentencias que contravienen un adecuado servicio de justicia.

3.Caracteres de la arbitrariedad:

El vicio de arbitrariedad debe ser grave y tiene que probarse. Reviste carácter excepcional y no tiene por objeto abrir una tercera instancia ordinaria donde puedan discutirse decisiones que se estimen equivocadas. No cubre meras discrepancias entre lo decidido por el juzgador y lo sostenido por las partes. La arbitrariedad debe invocarse y probarse fehacientemente por el interesado.

 

4. ¿Cuál es el fundamento de la doctrina?

1. Fundamento constitucional de la doctrina de la sentencia arbitraria: el fundamento de esta doctrina se encuentra en cláusulas constitucionales, tales como: a)el preámbulo: en cuanto se refiere a "afianzar la Justicia". Este es el argumento iusnaturalista de esta doctrina. Se considera como sentencia arbitraria aquella que se aparta del valor justicia; b) articulo 1º. "La Nación Argentina adopta para su gobierno la forma representativa republicana federal...". Esta tesis es sostenida por Rouzaut, quien considera que la sentencia arbitraria significa una infraccion al sistema republicano representativo de gobierno.(Rouzaut, El recurso extraordinario, pagina 55.)

c) articulo 17."...ningun habitante de la Nacion puede ser privado de ella (la propiedad) sino en virtud de sentencia fundada en ley...". La Corte aludio a este fundamento en el caso Rey c/ Rocha; d) articulo 18. "...es inviolable la defensa en juicio de la perona y de los derechos...". Este es el argumento mas utilizado por la Corte, como justificativo de la teoria, porque considera a las sentencias arbitrarias como sentencias opuestas a la Constitucion (Vanossi. La sentencia arbitraria. Un acto de lesion constitucional, ED, 91-105.) ; e) articulo 19. "...ningun habitante de la Nacion sera obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohibe." En este caso se entiende a la sentencia arbitraria como sentencia contra legem, es decir como sentencia que impone al perjudicado obligaciones no fundadas en ley alguna, en abierta violacion a esta norma constitucional mencionado articulo; f) articulo 28. "los principios, garantias y derechos reconocidos ..., no podran ser alterados por las leyes que reglamenten su ejercicio." Aca se ve a la sentenvcia arbitraria como una sentencia irrazonable, y por tanto contraria a la clausula constitucional y g) articulo 31. "Esta Constitucion, las leyes...que en su consecuencia se dicten...y los tratados con potencias extranjeras son la ley suprema de la Nacion...". La sentencia arbitraria, como acto judicial que engendrann una norma particular en contravencion o aprtamiento del orden juridico, lesiona tambien el principio de escalonamiento dispuesto por este articulo.(Rouzaut, El recurso extraordinario, pagina 55.

Vanossi. La sentencia arbitraria. Un acto de lesion constitucional, ED, 91-105.

Sagues, Recurso Extraordinario, paginas 214-217.)

2. Fundamento en la "norma de habilitacion".

Esta teoria es sostenida por Gioja, quien recurre a la teoria Kelseniana de la "norma de habilitacion". Segun esta doctrina, la decision de un tribunal supremo de cualquier Estado, al ser la ultima voz juridica en ese pais es siempre valida este o no acorde con la normatividad vigente, incluso la constitucional. El ordenamiento juridico "convalida" o "habilita" lo asi resuelto por el Tribunal Supremo.

Para Gioja, "la Constitucion Nacional establece como obligacion de la Corte Suprema el respeto a la ley dictada por el legislador, pero, al declararla tribunal ultimo, le autoriza dictar sentencias que sean sentencias inconstitucionales, aunque sean en violacion de aquella obligacion". Segun este autor el resurso extraordinario no esta contemplado en la ley 48, inclusive resulta prohibido por el articulo 15 de esa ley. Pero la Corte lo ha creado pretorianamente, contra legem, y su decision esta avalada por la mencionada "norma de habilitacion".

3. Fundamento legal. ¿Esta incluida en el articulo 14 de la ley 48?

Hay dos corrientes al respecto:

  1. TESIS AFIRMATIVA. CRITERIO DE LA CORTE SUPREMA. Esta tesis considera que el recurso extraordinario contra las sentencias arbitrarias surge del articulo 14 inciso 2 de la ley 48, que permite impugnar por tal vía las normas locales opuestas a la ley fundamental. Guastavino cita a Romero, quien sostiene que la Corte no invento el recurso extraordinario por sentencia arbitraria, sino que desarrollo el articulo 14 inciso 2, que permite atacar por medio del recurso extraordinario los actos de "autoridad de provincia" que se reputen inconstitucionales: y de ahi la viabilidad del recurso contra las sentencias arbitrarias, que son opuestas a la Constitucion. Cita tambien a Cueto Rua, para quien, al configurar la sentencia arbitrraria un caso de "cuestionf ederal", esta captada por la actual redaccion del articulo 14. Esta teoria parece contar con el apoyo de algunos fallos de la Corte Suprema, como por ejemplo: "Garcia Antonio s/ jubilacion" y "Pellegrinic/ Etcheverry".
  2. TESIS NEGATIVA. EL CUARTO INCISO DEL ARTICULO 14 DE LA LEY 48. Varios autores sostienen que el recurso extraordinario por sentencia arbitraria es una creacion pretoriana de la Corte, es decir un producto elaborado por el derecho judicial y no por el organo legislativo.

4. Conclusión.

Creo que el fundamento mas importante con que cuenta el recurso extraordinario por sentencia arbitraria, es sin lugar a dudas el constitucional, es decir aquel que ve como basamento las normas contenidas en la Constitución Nacional (preámbulo, arts. 1, 17, 18, etc.). Pero en cuanto al basamento legal, no resulta muy claro que este surja del articulo 14 inciso 2, sino que mas bien resulta que fue hecho por la Corte y no por el Congreso. Pero no como una construcción contra legem, sino praeter legem.

5. Causales de arbitrariedad según Genaro Carrio: (estas causales son las adoptadas por la mayoría de los autores nacionales por ser la más clara y completa)

 

Al OBJETO O TEMA de la decisión. Así, hay sentencias que han sido descalificadas por arbitrariedad en razon de que: 1. Omite considerar y resolver ciertas cuestiones oportunamente propuestas; o 2. Resuelve cuestiones no planteadas.

 

A los FUNDAMENTOS de la decisión, y dentro de ellos:

A. Al establecimiento del fundamento normativo. Así, hay sentencias que han sido descalificadas por arbitrarias en razon de que: 3. Fueron dictadas por jueces que, al dictarlas, se arrogaron el papel de legisladores y no se sintieron limitados por el orden juridico; o 4. Prescinden del texto legal sin dar razón plausible alguna; o 5. Aplican preceptos derogados o aún no vigentes; o 6. Dan como fundamento pautas de excesiva amplitud, en sustitución de normas positivas directamente aplicables.

B. Al establecimiento del fundamento no normativo (o de hecho). Así, hay sentencias que han sido calificadas por arbitrarias en razón de que: 7. Prescinden de prueba decisiva; o 8. Invocan prueba inexistente; o 9. Contradicen abiertamente otras constancias de los autos.

C. al establecimiento del fundamento normativo, del fundamento de hecho, o al transito de ellos a la conclusión. Así, hay sentencias que han sido descalificadas por arbitrarias en razón de que: 10. Hacen afirmaciones dogmaticas que solo constituyen un fundamento aparente; o 11. Incurren en excesos formalistas o rituales; o 12. Son autocontradictorias.

 

A los EFECTOS de la decisión. Así, hay sentencias que han sido descalificadas por arbitrarias en razón de que: 13. Pretenden dejar sin efecto decisiones anteriores firmes.

 

Segunda Parte.

6. ¿ Qué es la sentencia incongruente?

Para saber que es una sentencia incongruente primero es necesario determinar que requisitos debe tener una sentencia.

El Código Procesal señala que la sentencia debe contener:

  1. Mención del lugar y fecha del pronunciamiento.
  2. Firma del juez.
  3. Resultandos: nombre y apellido de las partes; y relación suscinta de las cuestiones que constituyen el objeto del juicio.
  4. Considerandos: consideración, por separado, de las cuestiones litigiosas; y en el pronunciamiento los fundamentos y la aplicación de la ley. Constituyen la parte mas importante de la sentencia, pues en ella el juez debe exponer los motivos o fundamentos que lo determinan a adoptar una u otra solución para resolver la causa. En su pronunciamiento el Juez debe remitirse a los hechos invocados por las partes, confrontarlos con la prueba que se haya producido, apreciar el valor de ésta y aplicar, la norma o normas jurídicas mediante las cuales considera que debe resolverse el pleito.
  5. Parte dispositiva: debe contener la decisión expresa, positiva y precisa, de conformidad con las pretensiones deducidas en el juicio, calificadas según correspondiere por ley declarando el derecho de los litigantes y condenando o absolviendo de la demanda y reconvención en su caso, en todo o en parte.

La ley exige una estricta correspondencia entre el contenido de la sentencia y las cuestiones oportunamente planteadas por las partes, lo que supone la adecuación del pronunciamiento a los elementos de la pretensión deducida en el juicio. Se trata de una aplicación del denominado principio de congruencia, que constituye una de las manifestaciones del principio dispositivo y que reconoce fundamento constitucional.

De lo expuesto, surge que el principio de congruencia esta dirigido a delimitar las facultades resolutorias del organo jurisdiccional, por el imperio del cual debe existir identidad entre lo resuelto y lo controvertido oportunamente por los litigantes, y en relacion con los poderes atribuidos en cada caso al organo jurisdiccional por el ordenamiento juridico.

Este principio de congruencia implica necesariamente una relacion entre lo pretendido en autos y lo resuelto.

El principio de congruencia (tambien llamado de estricto derecho) importa una limitacion a las facultades del juez; este no debe sentenciar en mas de lo debatido, o dejar de fallar en la materia litigiosa del caso.

La Corte ha entendido que el problema de las sentencias incongruentes "importa dejar el pronunciamiento apelado desprovisto de todo fundamento", pero en verdad dicha sentencia puede no carecer de fundamentacion (salvo que a la incongruencia se le sume la omision de fundamentacion normativa).

La sentencia incongruente es normativamente arbitraria, por negarse el juez –en oposicion a las reglas procesales pertinentes- a decidir lo debatido, o porque decide fuera de lo debatido.

En virtud de lo visto hasta ahora, cabe determinar que hay tres tipos de sentencia incongruente: 1) aquella sentencia que omite el examen de cuestiones oportunamente propuestas por las partes, que sean conducentes para la decisión del pleito (citra petita); 2) sentencias que se pronuncian sobre pretensiones o defensas no articuladas en el proceso (extra petita); y 3) aquella que excede el limite cuantitativo o cualitativo de las peticiones contenidas en la pretensión o la oposición, concediendo o negando mas de lo reclamado por las partes (ultra petita).

7. Vicio específico. El vicio específico a considerar es el defecto en la consideración de extremos conducentes, es decir cuando los jueces al juzgar no tienen en consideración hechos alegados oportunamente por las partes y que hacen a la resolución de la cuestión sometida a su juzgamiento.

Carrió se refiere a la primer causa y dice que "un pronunciamiento es arbitrario si, al dictarlo, los jueces han omitido decidir una cuestión oportunamente propuesta y conducente a la solución del pleito."

Es necesario que concurran los dos requisitos: que la cuestión no tratada haya sido oportunamente introducida pro el litigante y que ella sea decisiva para la solución del litigio.

Pero no siempre la Corte hizo lugar a la procedencia del recurso extraordinario fundandose en la doctrina de las sentencias arbitrarias sino que apeló al argumento de la "denegacion de Justicia". Esto es notorio en casos anteriores a 1954, en inclusive en algunos de los fallos de ese año, el Alto Tribunal había declarado que la omisión de las cuestiones, expresa y oportunamente planteadas afecta la garantía de la defensa en juicio. Por ejemplo, dice textualmente la Corte: "Es obligación de los jueces en razón de su carácter de tales y con fundamento en la garantía de la defensa en juicio, el pronunciarse sobre puntos propuestos por las partes, en cuanto su solución sea conducente a la decisión del pleito".(Fallos 228:279 Aissor Mattar v. Provincia de Santiago del Estero, 29/03/1954. Fallos 221:237 del 19/11/1951.)

Otro caso donde los recurrentes se fundaban en la arbitrariedad es "Vinelli c/ Liliedal de Castillo, la Corte destacó la posibilidad de ocurrir ante algún órgano jurisdiccional en procura de justicia, amparada por la jurisprudencia del Tribunal en la garantía de la defensa en juicio y porque la exclusion de una cuestión importa denegación de justicia.( Fallos 221:237 del 19/11/1951.)

La Corte no considero necesario o adecuado, al decir de Carrio, apelar a la doctrina de las sentencias arbitrarias para resolver un caso de omisión de pronunciamiento. Esto se debía a que la doctrina no estaba muy desarrollada.

Aunque hacia 1950, en el caso "Argerich", la Corte intento caracterizar que ha de entenderse por "arbitrariedad". Sostuvo que la arbitrariedad que puede sustentar el recurso extraordinario requiere necesariamente la demostracion de un desacierto total de la sentencia en recurso, ya sea por la prescindencia en ella de la ley aplicable, o de los hechos probados o por la invocacion de prueba inexistente en la causa.

8. Primer caso de sentencia arbitraria por defecto en la consideración de extremos conducentes. El primer caso, donde la Corte expresamente se refiere a la sentencia arbitraria por incongruencia (defecto en la consideración de extremos conducentes) lo encontramos en Fallos 228: 161. Los miembros del Alto Tribunal de aquel momento, Dres. Rodolfo G.Valenzuela, Tomás D. Casares, Felipe Santiago Perez, Atilio Pessagno y Luis R. Longhi, consideraron en autos: "Francisco Gonzalez Rodriguez v. Oscar Gonzalez Figueira y otros" que "procede el recurso extraordinario y la anulacion por arbitrariedad de la sentencia que regula los honorarios del administrador judicial sin resolver las cuestiones planteadas con respecto a los ingresos reales de la empresa, a si corresponde tomar a las utilidades netas o a los ingresos globales como base para dicha regulación, y a la confiscatoriedad de los honorarios así regulados".

Luego tenemos el fallo anteriormente citado (ver IV), donde ademas de considerar la garantía de la defensa en juicio, la Corte también reconoció que "La omisión de una cuestión condicionante del resultado del litigio, priva de fundamento a la sentencia, que se hace pasible por tanto de recurso extraordinario".

La aplicación de la doctrina de las sentencias arbitrarias fundada en el defecto en la consideración de extremos conducentes, tiene un desarrollo progresivo. Los años posteriores a 1955 muestran como la Corte utiliza esta doctrina con mayor frecuencia, provocando un crecimiento de las causas sometidas a consideración del Alto Tribunal.

 

Tercera Parte.

9. Analisis de los fallos.

Del primer cuadro (anexo 1) se desprende el auge que cobro la doctrina en los últimos 9 años considerados. Los cambios en la Corte, en cuanto al número de sus miembros no influyo en la tendencia a una mayor aplicación de este remedio.

La Corte para referirse a este vicio, lo hace de la siguiente manera: "Procede el recurso extraordinario contra la sentencia que rechazó la demanda instaurada por daños y perjuicios derivados de las prácticas médicas que le fueron efectuadas a la actora en un sanatorio de propiedad de la obra social accionada, donde fue sometida a una cesárea, a raíz de la cual debió ser intervenida nuevamente, practicándosele una anexohisterectomía que determinó la pérdida definitiva de su aptitud para procrear, si el a quo omitió tratar elementos de juicio conducentes y oportunamente propuestos a su consideración y expresa fundamentos que sólo en apariencia satisfacen los requisitos a cuyo cumplimiento la Corte ha supeditado, con base en la Constitución, la validez de los actos judiciales" "Carece de fundamentación suficiente y debe ser dejada sin efecto la sentencia que no obstante destacar el dictamen pericial y citarlo asiduamente no ha reparado en aspectos conducentes para la decisión del litigio, tales como las omisiones de la historia clínica, cierrtas falencias del protocolo del acto quirúrgico practicado a la actora, la irregular vinculación entre los especialistas y no figurar en la historia todo el curso del proceso que afectó a la actora, la celebración de una sola consulta en la que hubieran intervenido siquiera tres especialistas del equipo".( Fallos 306: 178)

Las citas antes mencionadas corresponden al año 1984, durante un gobierno democrático. No existen diferencias con las apreciaciones que realiza la Corte respecto al tema durante los gobiernos de facto

"la decisión que omite el tratamiento de una medida probatoria que la recurrente solicitara en forma clara, y que, a tenor de las pruebas que a su favor acercara a la causa, podría llevar a una decisión favorable a su pretensión, importa un desmedro del derecho que a su favor consagra el art. 18 de la Constitución Nacional, que priva de sustento al fallo impugnado (Fallos 304:1880)

"Ha prescindido del examen y decisión de un punto oportunamente propuesto y conducente para la solución de la causa, la sentencia que no trato el agravio referido a que el juez no se expidió, por considerarlo innecesario, sobre los argumentos contrarios a la prescripción de la acción de simulación de compraventa de un inmueble, basados en el art. 3962 del Código Civil y doctrina plenaria del a quo".

En los Anexos 2 y 3 vemos la actividad de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, teniendo en cuenta si se trata de gobiernos democráticos o de facto. Los números hablan por si solos de la labor desarrollada por la Corte durante los distintos tipos de gobierno.

En cuanto a las materias, respecto de las cuales resulta procedente el recurso extraordinario por sentencias arbitrarias por defecto en la consideración de extremos, la mayor cantidad de sentencias revisadas por esta vía corresponde al derecho laboral.

No obstante, no son pocas las que corresponden al derecho civil, comercial, penal e incluso penal económico.

Conclusiones.

La sentencia arbitraria surge de una creación pretoriana de la Corte, es aquella donde existe un desacierto total de la sentencia en recurso, ya sea por la prescindencia en ella de la ley aplicable, o de los hechos probados o por la invocación de prueba inexistente en la causa.

En cuanto al vicio, defecto en la consideración de extremos conducentes, se da cuando el Juez no tiene en cuenta cuestiones oportunamente planteadas por las partes y que, a su vez, resultan conducentes para la solución del litigio. Esto produce que la sentencia sea incongruente.

Respecto a los fallos, al principio la Corte resolvía la cuestión aplicando la teoría de la denegación de justicia. Recién en 1954, y sólo en algunos fallos, la Corte expresamente se refiere a los defectos en la consideración de extremos conducentes.

A partir de alli, y hasta 1990, la aplicación de esta causa para la procedencia del recurso extraordinario, fue in crecendo. Basta comparar el período 1963/1967 con 32 fallos, con el período 1986/1990 con 172 fallos, para ver que la Corte abiertamente aplica esta doctrina, ya sin recurrir a la denegación de justicia para considerar procedente el recurso extraordinario. También, se ve que no hay diferencias en las resoluciones de la Corte pese a los cambios de gobierno y de composición del Tribunal, es decir que estas circunstancias no han tenido incidencia en la aplicación de esta causal.

 

Creo, que si la tarea de los Juzgados de primera

instancia y de las Cámaras respectivas, disminuyera, ya sea por la creación de nuevos juzgados o salas o por la afectación de personal capacitado a la tarea, no se vería el Alto Tribunal en la necesidad de revisar este tipo de cuestiones.

Quiero creer, que las falencias de los inferiores, se produce por no considerar todas las cuestiones planteadas y que son conducentes para la solución del conflicto y no por resolver los litigios según apreciaciones personales de los jueces al momento de dictar sentencia.

Resulta necesario, que los que forman parte del Poder Judicial de la Nación sean personas idóneas para desempeñar tan digna función; ya que no es un trabajo como cualquier otro, sino que requiere una preparación académica y también una abstracción de los perjuicios y circunstancias personales que pueden condicionar las decisiones a las que arriban.

A pesar de las deficiencias que presenta el Poder Judicial, es de destacar la labor desarrollada por la Corte a fin de evitar injusticias por los errores cometidos por los inferiores.

 


Bibliografia consultada.

  1. Fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nacion, Tomo 228 a 313.
  2. Sagues, Pedro, El recuso extraordinario, Tomo II.
  3. Carrio, Genaro R, El recurso extraordinario por sentencia arbitraria, 2º edicion actulizada por el autor con la colaboracion de Alejandro Carrio, Editorial Abeledo Perrot, Tomo II, pags. 57-59, 65-141.
  4. Bianchi, Alberto; El recurso extraordinario por sentencia arbitraria, ED. 99-835.
  5. Fiorini, Bartolome A.; Sentencias arbitrarias y sentencias inconstitucionales, LL. 88-921.
  6. Vanossi, Jorge Reinaldo, La sentencia arbitraria: un acto de lesion constitucional (la arbitrariedad como inconstitucionalidad), ED. 91-105.
  7. Imaz, Esteban, El recurso extraordinario, 2º edicion actualizada por Ricardo E. Rey y Lino E. Palacio, Editorial Nerva, ediciones de derecho y economia, pag. 105.